sábado, 14 de enero de 2012

Los años Ye-yé de Carles Gámez

¡Buenas! Hoy lo siento si estoy un poco... apática. Gracias a la editorial Alfaguara y a su "maravillosa" política de publicación-edición-loquesea, los ánimos de cualquier lector de juvenil no están en sus mejor momento. Y como yo soy una amante de esta literatura, pues me uno al luto y a la indignación de los seguidores de Vampire Academy. Pero no adelantemos acontecimientos de lo que será un "raro, aunque necesario" off-topic de La Biblioteca Encantada, así que vayamos al libro de hoy, una auténtica inyección de buen rollo, alegría y flequillos perfilados.


Plexiglas pincha con su varita cual aguja de tocadiscos... [Accio reseña minifaldera!!!] Clim*



LOS AÑOS DEL YE-YÉ
Cuando España hizo POP
de Carles Gámez

T&B Editores, septiembre de 2011

ISBN: 978-84-15405-03-0
210 páginas

Sinopsis según web de la editorial:
Ye, Ye, Ye. Y la revolución se puso en marcha. Las chicas a la vuelta de la esquina de casa y lejos de la mirada familiar transformaban sus faldas en minifaldas y objeto de deseo. Y los chicos comenzaron a dejarse crecer el pelo por encima de las orejas transgrediendo el primer mandamiento paterno “peinarás como tu padre y tu abuelo”. Chicos y chicas dejaron de vestirse por primera vez como sus padres. Y los padres acabaron vistiéndose como sus hijos.

Y en eso llegó el twist y el baile se manifestó como acto de libertad y movimientos voluptuosos. No había boda o comunión que no acabara en manifestación coral y algún que otro invitado con lumbago. Los Beatles sirvieron de banderín de enganche para el nacimiento de miles de conjuntos por la geografía española. La guitarra eléctrica mató a la estrella de la Copla. Fueron nuestros años despreocupados, de la televisión a plazos y el transistor en el bolsillo del pantalón, de la vajilla de Duralex y las misas con ritmo de tambores celestiales. Sor Ye-Yé y Sor Citroën.

Las camisas ya no necesitaban planchado y el café se disolvía misteriosamente en el agua. La vida parecía pintada con colores escubidú y hasta los angelitos del cielo reclamaban su derecho a ser negros. El ye-yé era este nuevo mundo, moderno, juvenil, ligero, y de fantasía. El triunfo de la semántica de lo mini. Minifalda. Mini-short, Minipimer y Mini Cooper.

‘Los años ye-yé. Cuando España hizo pop’ es la crónica con humor de esos años que dejaban atrás los últimos coletazos de la postguerra. La vida se refleja en un gran escaparate donde la juventud afirma sus nuevos modelos. Una generación que no había vivido la guerra y mostraba su insolencia. El adjetivo joven se puso en el centro de gravedad de la Tierra y el mundo comenzó a girar a base de onomatopeyas: da doo ron ron.

La publicidad puso modernidad en periódicos y revistas y una mujer rubia en un caballo blanco transformó la televisión en la nueva caja mágica. La Familia Telerín ordenaba nuestro descanso infantil cada noche. Los médicos televisivos como el Dr Kildare todavía tenían modales y los detectives se paseaban en bañador Meyba.

Un país que se dividía para no perder la costumbre, entre Raphael y Serrat o Los Brincos frente a Los Bravos. Y donde el mejor plan de desarrollo, de momento, era no aburrirse.






Comentario personal sin spoilers.

Los que me conocéis bien sabéis que si hay una música que me guste por encima de todas es el ye-yé, así que no es de extrañar que cuando estoy triste o molesta por algo, encienda el tocadiscos a máximo volumen y haga dar vueltas a algún 7'' que me arranque más de una sonrisa y espasmos corporales. Ya que La Biblioteca Encantada es un blog de reseñas literarias y no es plan de escribiros sobre el último LP Los Pekenikes, la mejor manera que he encontrado para proyectaros esta alegría, es sacaros a la pista y poneros a bailar al ritmo de la ocurrente pluma de Carles Gámez.

Si por algo os puedo recomendar este libro es por la divertidísima manera que tiene Gámez de adentrarnos en el universo ye-yé que llenó las calles de España a finales de los años '50, los años '60 y '70. Años de ilusión y esperanza en los que los españoles comenzaron a salir de la tristeza de la posguerra y entraron, con ingenuidad y alegría, en la sociedad de consumo, las compras a plazos y el moderneo. En las páginas de "Los años ye-yé" encontraremos no sólo información de la música o al cine pop del momento, sino que descubriremos una España abierta al mundo que se impregna de las diferentes culturas. Una idea de nuestro país muy lejos del tontismo o la casposidad a la que se le suele hacer referencia cuando se habla de estas décadas dentro de nuestras fronteras.

Si tuviera que poner una pega pero pequeñita al libro, esta sería la falta de color en las fotografías que acompañan el texto.

Así que ya sabéis, "izquierda, izquierda, derecha, derecha, adelante, detrás. ¡1, 2, 3!..."



Plexibesicos a montones*

13 bisbiseos:

Leira dijo...

Tiene buena pinta y esa portada lo dice todo.

Ana dijo...

GRAN reseña^^

Andvari dijo...

¡ÉSTA ES LA YENCA Y SE BAI-LA-ASÍ! XDDDD
La bailaba de pequeña en las fiestas de mi familia *.*
Me encanta el título del libro♥

Natalia dijo...

Me llama algo...

Lana Drown dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lana Drown dijo...

Jajaja, qué guay, Plexi, qué original el libro ;)

Amixam dijo...

Tiene buena pinta, y eso que yo no soy como tú, y lo de chica ye-ye no me pega demasiado XD.

Un beso guapísima... y sí, yo también estoy indignada por lo de alfaguara, como bien pone en mi blog XD

Ángel oscuro dijo...

Qué super genial tiene que ser este libro, no¿?¿?¿
Me alegro que te haya gustado tanto!!!
Este tengo que ir a mirarlo yo, a ver si lo encuentroo ^^

Un besoteee niña bonitaaa :D

mientrasleo dijo...

Pues tiene buena pinta, con un toque retro y eso.
Me lo voy a apuntar que me ha gustado!
Por cierto, gran reseña!
Besos

Luisa dijo...

Este lo voy a dejar pasar, pero me ha gustado mucho tu reseña.
Un besito.

Nessie dijo...

jajaja no sabía que existía un libro sobre la época ye-ye, que curioso!!

Un besazo wapaaaaa

Sara C. dijo...

La sinopsis del libro me ha encantado, espero encontrarlo en la librería.

Anónimo dijo...

El Dr. Kildare......¿Como que no ponía "inyecciones alemanas" a las viejecitas pesadas?

Template by:
Free Blog Templates